cáñamo industrial cáñamo beneficios hemp

Cáñamo industrial-¿Qué es y cuáles son sus aplicaciones y beneficios?

El cáñamo lleva siendo cultivado desde hace miles años para infinidad de aplicaciones como la producción de ropa, materiales de construcción o para fines medicinales o tarapéuticos. 

Hay que tener en cuenta que, cuándo hablamos de cáñamo industrial, no nos referimos a la marihuana. Aunque pertenecen a la misma familia su composición química es totalmente diferente.
El cáñamo industrial no contiene prácticamente tetrahidrocannabinol, (el fitocannabioide que produce efectos psicoactivos, que se relaciona con la marihuana tradicional), su nivel es igual o inferior a  un 0,2% y su planta es más alta, gruesa y con menos follaje que la marihuana. Además, al ser producidos para finalidades distintas, el cannabis y el cáñamo industrial suelen necesitar diferentes condiciones de cultivo. 

Una planta con mucha historia

El cáñamo fue una de las primeras plantas cultivadas en la historia. La primera evidencia de uso de cáñamo se remonta alrededor de 8000 años A.C. en un sitio arqueológico cerca de Japón. Se utilizaba el cultivo para para hacer ropa, cuerdas, zapatos o papel. 

Desde el año 800 A.C. al 200 A.C. el cáñamo y sus productos derivados fueron el centro de un comercio muy favorable. En el año 500 D.C., el cáñamo, ya se había extendido completamente por toda Europa y Asia, donde se usaba para cuerdas, textiles o medicinas, entre otras muchas aplicaciones.

En Estados Unidos, el 80% de las necesidades mundiales de tela y textiles provenían del cáñamo hasta el siglo XX. En su punto más álgido el cáñamo recibió duras críticas y acusaciones. Se asociaban los cultivos con la drogodependencia y, a mediados del s. XX, se aprobaron duras restricciones en Estados Unidos que, posteriormente, se extendieron por todo el mundo. 

Lo mismo sucedió en España, el cáñamo industrial se utilizó hasta mediados del siglo XX, cuándo se empezó a restringir el cultivo por los mismos motivos. La confusión de los cultivos de marihuana y cáñamo industrial hizo que este último cayese en el olvido. 

Aplicaciones del cáñamo industrial

Las utilidades más comunes del cáñamo industrial són la fabricación de ropa y papel, pero el cáñamo industrial tiene otras muchas aplicaciones que quizá te sorprendan. 

Una de las industrias en las que es más frecuente el uso del cáñamo industrial es la industria textil, esta utiliza las fibras de cáñamo para hacer tejido de cáñamo,  ropa de cáñamo o complementos que sirven para todas las épocas del año, con el potencial de sus fibras se puede hacer tejido más grueso o más fino, según la finalidad de la prenda. 

El cáñamo industrial también es muy usado en el sector alimentario. Hoy en día hay una fuerte demanda de semillas de cáñamo debido a su gran valor nutricional, contienen niveles elevados de proteínas, calcio, hierro, entre otras propiedades. También puede utilizarse para hacer leche o aceite, de hecho los aceites de cáñamo provienen de estas semillas y son beneficiosos para la salud, ya que son ricos en omega 3 y 6. (leer más aquí)

 

cáñamo semillas cáñamo industrial cáñamo españa


Su cultivo también puede emplearse para purificar el agua o el suelo. El proceso de crecimiento del cáñamo puede ayudar a purificar el suelo radiactivo contaminado por metales pesados y material nuclear. A medida que las largas raíces de la planta penetran profundamente en el suelo, absorben sustancias químicas dañinas y extraen toxinas. El simple cultivo de cáñamo proporciona una alternativa natural a los costosos procesos de desintoxicación.

 

cáñamo cultivo cáñamo españa cáñamo industrial

 

Gracias a la resistencia de sus fibras, el cáñamo industrial también sirve para la construcción. Al ser un material natural y renovable, está siendo muy valorado por arquitectos y constructores que quieren aportar innovación y sostenibilidad a sus proyectos.  Se pueden elaborar muchos materiales de construcción, sobre todo aquellos materiales dedicados al aislamiento, de hecho ya se usa en los Países Bajos o Irlanda. 

También puede utilizarse como alternativa al hormigón, se llama “hempcrete”, sería la alternativa ecológica a los materiales tradicionales de construcción. El hempcrete es un biocompuesto que combina cáñamo, cal y agua. 

Tampoco podemos olvidar las propiedades medicinales y relajantes que nos da el cáñamo. A diferencia de la planta de la marihuana, la planta del cáñamo es rica en cannabidiol (CBD). Las propiedades antiinflamatorias y relajantes que nos ofrece sirven a mucha gente como alternativa a los tratamientos médicos tradicionales y resulta útil para mejorar la calidad de vida de muchas personas. De aquí surgen, también, los cosméticos de CBD que están despuntando poco a poco en el mercado. 

La planta contiene propiedades muy beneficiosas para la salud, vitaminas y ácidos esenciales, muchas cremas de CBD (hechas a base de cáñamo) se usan en el tratamiento de erupciones, irritaciones, entre otras. 

Legislación

A nivel europeo

Entre los años 2013 y 2018 se ha incrementado el cultivo de cáñamo industrial en toda Europa concretamente ha aumentado un 70%. Actualmente, hay unas 50.000 hectáreas cultivadas en toda Europa, según la EIHA (Asociación Europea del Cáñamo Industrial). 

El cultivo de cáñamo industrial en la Unión Europea está permitido y además está subvencionado con fondos de la UE.  Como España es estado miembro de la Unión Europea, todos aquellos agricultores españoles que cumplan los requisitos pueden solicitar ayudas económicas para el cultivo de cáñamo industrial. 

A nivel español

El cáñamo industrial, sin componentes psicoactivos que se usa para la producción de fibra, grano y papel entre otros muchos productos, sufre una falta de regulación que facilite su uso. 

La superficie de cultivo de cáñamo industrial en España se ha multiplicado por ocho en los últimos 5 años y supera las 500 hectáreas, pero también han aumentado las intervenciones policiales y procesos judiciales contra el sector agrícola con la comercialización de flores o cogollos, que son consideradas una sustancia estupefaciente para el país. 

En España es obligatorio utilizar semillas de variedades inscritas en el catálogo de la UE, y solo se puede destinar a la obtención de grano, fibras o semillas. El cultivo no puede destinarse a ninguna finalidad más, tampoco a la extracción de CBD, componente del cannabis con fines médicos o cosméticos, salvo que lo autorice la Agencia de Medicamentos.

Beneficios

El cultivo de cáñamo industrial es de los cultivos que mejor se adapta a las condiciones medioambientales. A partir del cáñamo se pueden fabricar más de 25.000 productos biodegradables, como el papel, material para la construcción, productos textiles, cosméticos, entre muchos otros. 

El cáñamo tiene una de las fibras textiles de origen vegetal más larga, resistente y duradera. El cultivo de cáñamo industrial y su crecimiento rápido evita su erosión y el crecimiento de malas hierbas, no necesita pesticidas ni herbicidas, tiene un rendimiento elevado y mejora la estructura del suelo. 

El cultivo de cáñamo industrial también absorbe entre 9 y 13 toneladas de CO₂ por hectárea, proporciona nutrientes al suelo, ahorra agua con un 75% menos de gasto que el algodón, y además ayuda a reducir la deforestación, ya que es fuente de celulosa para la fabricación de papel. (más beneficios aquí)

cáñamo industrial cáñamo beneficios cáñamo españa

Futuro

Con la sostenibilidad, la necesidad de cambiar el modelo de consumo actual y todos los beneficios que aporta el cultivo de cáñamo industrial, en los últimos tiempos, muchas empresas se han interesado en el sector. Esto ha hecho que haya una modernización de los procesos de producción para obtener una mejora en la calidad y rendimiento de los cultivos. Todo esto indica un retorno al uso del cáñamo industrial de forma generalizada en muchos mercados comerciales. 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha pronunciado en la sentencia en la que reconoce que los productos de CBD que contienen un porcentaje de THC igual o inferior al 0,2% carecen de efectos psicoactivos para los consumidores. Esto provoca que los miembros de la Unión Europea no puedan limitar la libre circulación ni comercialización de este tipo productos. 

Además, el Parlamento Europeo votó a favor para aumentar el porcentaje de THC permitido para el cáñamo industrial, del 0,2 al 0,3 (autorizado para el cáñamo industrial dentro de la reforma de la Política Agrícola Común). 

Con el auge del cáñamo industrial y con una tendencia favorable en la Unión Europea, el cultivo de cáñamo industrial se posiciona como uno de los cultivos con más éxito en un futuro próximo. 



Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.