Los increíbles beneficios de la ropa de cáñamo

¿Y si te dijéramos que puedes usar ropa hecha de la planta del Cannabis?

¡Oh sí, sí que puedes! Pero esto no es nada nuevo, de hecho, la ropa de cáñamo se empezó a utilizar hace ya miles de años. El cáñamo, también conocido como Cannabis Sativa L., se dice que es una de las primeras plantas cultivadas. En los tiempos actuales esta volviendo con mucha fuerza la ropa de cáñamo y aquí te daremos algunos de los motivos. Averigüemos por qué...

El cáñamo es un guerrero del carbono

El calentamiento global es real y está pasando es un hecho. Cada vez son más los movimientos y las personas que creen que debemos cambiar las cosas, las personas y las industrias. El sector de la moda y todo su entorno es uno de los que más contamina, generando una cantidad enorme de residuos y de gases de efecto invernadero.  Las tendencias actuales del fast fashion se traducen en una rápida producción y consumo de ropa, lo que aumenta la huella de carbono. El cultivo de cáñamo en los campos ayuda al proceso de absorción de CO2 de la atmósfera a un ritmo más rápido en comparación con otros árboles. El cultivo de cáñamo es capaz de generar un impacto positivo en el medio ambiente ya que es uno de los pocos cultivos capaces de equilibrar las emisiones de CO2 que emite el ser humano. Mediante el proceso que se conoce como "secuestro de carbono" la planta del cáñamo atrapa el CO2 de la atmósfera. Eso genera una huella de carbono negativa en el medio ambiente debido a que la cantidad de CO2 que la planta metaboliza en su etapa de crecimiento es mayor que la liberada en su cosecha y procesamiento. Por cada tonelada de cáñamo producida, se eliminan 1,63 toneladas de CO2 del aire.

Es mucho más eficiente

Para su cultivo, el cáñamo necesita un 90% menos de agua que la utilizada para el algodón y produce 2,5 veces más cantidad de fibra. Una hectárea de cáñamo puede producir la misma cantidad de papel que cuatro hectáreas de árboles, y además, su papel se puede reciclar de 7 a 8 veces (3 más que la del papel de pulpa de madera). Por lo tanto, cambiar nuestros hábitos y apostar por la ropa de cáñamo ahorrará una buena cantidad de agua.

No necesita pesticidas ni herbicidas

Un 25% de los pesticidas y herbicidas producidos a nivel mundial se emplea en el cultivo de algodón. Debido a esta alta necesidad, el algodón deja la tierra quemada. Por lo contrario, el cáñamo no necesita de pesticidas ni herbicidas. Ayuda a reparar los suelos agrícolas dañados revertiendo los efectos del compacto y la erosión. Además, el cultivo del cáñamo aumenta la absorción y devuelve el 60% de nutrientes al suelo cuando se seca en el campo. El cáñamo puede crecer fácilmente en la mayoría de los tipos de suelo, no agota las propiedades del suelo y puede restaurar nutrientes vitales en el suelo. Por ejemplo, los agricultores pueden volver a cultivar cáñamo en el mismo suelo, así como plantar cáñamo como proceso de rotación de cultivos. El cultivo del cáñamo no requiere fertilizantes químicos, ya que el desprendimiento de hojas proporciona al suelo una fertilización adecuada, ni tampoco pesticidas ya que es naturalmente resistente a plagas.

Reduce la contaminación del agua

Como se dijo anteriormente, el uso de agroquímicos es mínimo, lo que elimina la erosión de la capa superior del suelo causada por la tala de árboles. Esto también reduciría el riesgo de contaminación de las masas de agua, como los ríos, lagos, arroyos, etc.

El cáñamo requiere menos tierra

La superficie necesaria para el cultivo del cáñamo es mucho menor, casi la mitad de la superficie necesaria para el cultivo del algodón. Además, el cáñamo puede producir tres veces más fibra que el algodón en la misma tierra. En resumen, el cultivo y la producción de cáñamo no supondrían una carga excesiva para nuestro planeta.

Una fibra prodigiosa

El tejido de cáñamo es activo contra los microbios en la naturaleza, esto hace que su ropa se mantenga limpia por un período más largo y evita que desarrolle olores que causen bacterias. Es considerada la fibra natural más resistente del mundo siendo además increíblemente resistente. Desde la aparición de las primeras civilizaciones se ha usado para fabricar lonas, cuerdas e incluso velas para barcos. La tela de cáñamo posee una protección contra los rayos UV del 95%, cuando la mayoría de telas apenas supera el 30%. Su fibra posee propiedades anti-bacterianas, una muy alta resistencia al moho y elimina los malos olores.

Debido a su propiedad antimicrobiana, el cáñamo es mucho más fuerte y duradero que la mayoría de las fibras textiles naturales. A diferencia de las prendas hechas de otro material, que se distorsionan con el uso múltiple, la ropa de cáñamo mantiene su forma y dura mucho más tiempo!

Sustituto del petróleo

El uso de cáñamo puede sustituir al petróleo en casi todas sus aplicaciones. Es utilizado como materia prima en la elaboración de mas de 50.000 productos y es útil para multitud de aplicaciones industriales. A partir del cáñamo puede obtenerse desde biocombustibles hasta plásticos, fibras textiles, celulosa para la industria papelera, materiales para la construcción de la industria aeronáutica, etc. 

Después de descubrir el fascinante mundo que es esconde tras esta planta y de ver todos los beneficios que conlleva su cultivo y uso para el planeta y para nosotros mismos, ahora tienes toda la información para tomar tú la decisión. Ahora no tenemos excusa.

¿Quieres conocer más sobre el cáñamo, la moda sostenible y los beneficios que conlleva?

Síguenos en:

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados